Transformación

Es inevitable. Se presiente, se huele, se anuncia en mensajes sutiles y persistentes: un cartel en la calle, una palabra escuchada al azar, una propaganda, un “pedacito de canción!” que sale por el auto en movimiento mientras esperas para cruzar la calle, un párrafo de libro abierto por acaso; por momentos parece un “conjuro” y cuando “se cae de maduro” , te das cuenta que por ahí va ese algo que ya no es evitable.

Pequeños cambios casi silenciosos dan origen a avalanchas. La naturaleza nos revela tanto … En el otoño las hojas se desprenden de los árboles o también puede decirse en otoño las hojas se caen: hay diferencia en el decir. El otoño puede ser la primera estación o la última de un ciclo o simplemente, una mas en la evolución de un proceso. Mas o menos como quien apareció 1ro. ¿el huevo o la gallina?…. No importa; lo que sí es interesante es que mientras divaguemos, de todas maneras, la transformación subsiste.

Lo escribo para “verlo” de frente; para acabar con el juego de la adivinanza, y como ya está claro que estoy en el cauce, pues eso mujer: ¡ el camino se hace al andar!. Y va por allí … andar y caminar, caminar y andar senderos, calles, rutas algunas conocidas y muchas nuevas … un paso a paso que sin evitarlo y aceptándolo, transforman. Revelaciones de lugares que hablan y relatan su historia, de gentes que hacen su vida en la vida de las ciudades, pueblos, caseríos, descampados y despoblados: un límite tan precioso que es frontera con la natural expresión de la vida …

Retomar el cauce o seguirlo es optar por un proceso. Es re-pensar las variables y establecer un plan; es valorar un ahora que se enraíza en decisiones caminadas. Estar en el cauce es aceptar las diferentes estaciones del recorrido del tren; fluir en el río al que te arrojaste confiando en la piragua que construiste. Transformarte es captar el mensaje de las mariposas y cuidar la oruga que amanece en la ventana de tu casa.

Registro fotográfico en sendero de la Catarata de Gocta, Amazonas- Perú.

Si, las sutilezas de la vida es el susurro que nos invita y conduce amablemente a que elijamos desprendernos del árbol …

Carolina Chavez para Energía Femenina en Movimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s