De repente

Así creíamos que iba a ser, la vida simple es buena, casi siempre. Es así, caminamos por la calle y nadie repara en la luna. La vida siempre continua.

Ana Carolina (#)

Una década que miro hacia atrás como el camino que ando sabiendo que nunca será igual, que todo cambia. Deletreo la palabra en mi boca y el sabor se me antoja diferente según el tono que me sale, en susurro o audible: … dé – ca – da … Me detengo y percibo como se desgrana la palabra, para transformarse en la catarata que desfila sus aguas año tras año, a veces en días y otras en momentos tan intensos que me desvisten de todo para transformarme en nada.

Década que desfilé en la pasarela de playas, montañas, selvas, urbes, hielos, estepas, ruidos y silencios. Década de un espacio finito que hoy miro, me doy vuelta hacia atrás, toda: veo, huelo, saboreo, recuerdo, analizo, observo … siento y percibo. Me atrevo a hablar los nunca y los siempre, permito que el silencio sea presencia cuando no es necesario decir ni estar. Una década que se escurre entre los cambios de mi cuerpo, los aciertos y tanteos, entre los lugares, las gentes, los amores y los inevitables olvidos.

Nada es como fue y no volverá a ser como era: el río anda. Sin libretos para los cauces nadados y las corrientes que luché como una trucha hasta que comprendí que no podía volver a lo que era, que todo cambia y yo también. Los telones se abrieron uno a uno y en el centro del escenario enceguecida por las luces me dediqué con ahínco y pasión: declamar, orar, danzar, decir, narrar, callar, llorar, andar, bailar hasta caer rendida y desnuda, escuchando mi piel expresarse entre el límite y la frontera, hablándome desde su lenguaje agudo, punzante, atento y amante.

Una década de destinos reales con nombres de países y rostros; 10 años que se resbalan entre mis dedos como la frágil existencia del segundo antes (escucho a Violeta # ); años que tienen sabores, olores, regazos y ausencias. Almanaques y agendas que corren por mi sangre junto al olvido y las presencias.

Y de repente todo es muy simple, tanto que parece tonto, tan tonto que salen las carcajadas … tan aparentemente fácil, simple y fácil y se viene Jota Quest (#) con “La vida es tan simple que nos da miedo tocar … un día feliz a veces es muy raro “

Tan de repente, como las máscaras de carnaval apareciendo de soslayo y los mangos maduros cayendo del árbol, así de repente una década se va o simplemente convive en este aquí y ahora: elijo lo que hace bien.

Entonces, es simplemente eso … (##)

Una dé-ca-da juega ante mis ojos y me sorprende con “acasos” y pistas, la manera tan directa de dialogar con el universo rimbombante; y él, dispuesto y enigmático, envía su mensaje : nada permanece, todo cambia, acepta eso, la vida continua.

Carolina Chavez para Energía Femenina en Movimiento.

(#) Cantante, compositora e instrumentista brasilera Ana Carolina: É isso aí como a gente achou que ia ser. A vida tão simples é boa, quase sempre. É isso aí, os passos vão pelas ruas, ninguém reparou na lua. A vida sempre continua

# artista Chilena Violeta Parra: volver a los 17 (canción): volver a ser de repente tan frágil como un segundo.

(#) Jota Quest: banda brasilera de pop rock. Cita de su tema Fácil.

(##) entao é assim, simples mesmo, é isso aí


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s