La chica del viento

Una calle sin nación ni patria desnuda de intención y somnolienta de esperanza se abre ante mí. Desconozco sus meandros, necesito tus mapas dibujados en papel de lienzo, atolondrados, desprolijos y exactos. El viento sopla … Sí, ya es hora de partir. Mi brújula guía la próxima estación, aprieto mis manos. Saludo al silencio que late una lagrima cúbica … nunca verás mis orillas de mar. Allá lejos una mujer despide a la chica que tenía saudades, y sola parte, llevándome en su mirada. Se aproxima el otoño … hay aroma de leña y chimenea … ya es la hora…

Concilio

Concilio es reunión. Concilio es un encuentro para tratar un asunto. Concilio es unir, congregar, juntar, entrelazar … Ejercito el don de ver la belleza. Ya no me pregunto el por qué ni el cómo es que veo lo que veo, preguntas que muchas veces me alejaban del foco para tratar de disolver las “dudas” de quienes sólo miraban … Sin embargo, encontré necesario explorar “de dónde venía” esa capacidad. Años y varios cauces de aguas en el buceo de mi interior que, inexorablemente me llevaban por fuera; inmersión y exploración que permitieron crear una metodología que genera espacios de…

Anhelos

¿qué anhelos guarda un corazón que no puede revelar? No los saca hacia afuera Ni los cuenta Anhelos presos detrás de una mirada Encerrados en un cuerpo Encarcelados en el alma ¿qué anhelos guarda tu corazón?- Y los peces nadan hacia el mar, hacia el océano azul, hacia el horizonte hacia el cielo … alimento de gaviotas … mezclados con el viento … -Ensamble de Vivencias – Talleres para mujeres frente al mar. Los anhelos son como cofres, con cerraduras y sus llaves. Hay llaves que se tiñen de amaneceres y otras poseen la caricia insondable del invierno de atardeceres…

Como la primavera

Un ciclo que se mueve por el cuerpo despertando del letargo y dureza de, quizás, varios inviernos … Un ciclo que renueva diferentes aspectos de la vida … Algo nace, algo muere y así, como cuando cantamos la canción de “teje la araña” , un continuo reciclaje de tiempos y sus efímeras formas, por momentos eternas. Para quienes olfateamos el olor del día sabíamos que “algo” estaba distinto: un aroma desconocido latía silencioso cerquita de los huesos, rozando el esqueleto. El horizonte empañado con demasiada frecuencia, rasgaba su letanía acomodándose entre aguas y todo, absolutamente todo, por un momento, se…

nos vemos en Lima limón

Lima – Perú Inicié los pasos por sus calles allá lejos y hace tiempo cuando, con 10 años de edad, en un avión de medianoche atisbé sus luces y dije: parece que entro en un cuento … Desde ese tiempo, varias décadas han pasado y nuestros encuentros fueron marcando surcos, senderos, caminos y un sentirme parte no sólo por registro de orígenes, sino por sensaciones y percepciones … Lima es los encuentros con historias que emanan de sus calles que huelen, que tienen la luz y las sombras de una urbe en movimiento; singularidad, dinamismo, quietud, anquilosamiento y modernismo, metáforas…

La máquina del tiempo

Meterse en la organicidad de una ciudad es elegir alguno de los cauces de sus voces, de sus arterias, de sus particulares formas de arrojar la lava que se cuece en sus entrañas. Cada urbe pinta con colores, historias y sabores los paisajes internos que, desde los diferentes medios de expresión, van surgiendo y plasmándose con su cadencia y ritmo particulares. Las vísceras de sus calles roban mi mirada, encantan mi saliva; se enardecen los pasos enloqueciendo mis parámetros de belleza, de lo que mi cuerpo palpa como si 1000 narices y sus ojos estallaran… Málaga invita y me conduce…

De repente

Así creíamos que iba a ser, la vida simple es buena, casi siempre. Es así, caminamos por la calle y nadie repara en la luna. La vida siempre continua. Ana Carolina (#) Una década que miro hacia atrás como el camino que ando sabiendo que nunca será igual, que todo cambia. Deletreo la palabra en mi boca y el sabor se me antoja diferente según el tono que me sale, en susurro o audible: … dé – ca – da … Me detengo y percibo como se desgrana la palabra, para transformarse en la catarata que desfila sus aguas año…